30 de julio de 2013

Joe's Garage - 3 años después

A pesar de haber escuchado por primera vez este disco el 2009 (de hecho, en este mismo blog hay un registro de cuando eso empezó), no fue hasta el 2010 que realmente lo empecé a escuchar.

Joe's Garage me acompañó en los momentos más importantes de ese año, cada vez que iba camino al matadero me escuchaba el Acto I, y luego a la vuelta me escuchaba el Acto II y mientras procesaba las muestras, terminaba con el Acto III. Una y otra vez, todos los días, era mi soundtrack y me acompañó fielmente.

Como pasa con todos los discos que escuchas hasta el infinito, empieza a suceder lo inevitable: la música, por muy compleja y entretenida que sea, empieza a ser predecible y a ratos, fome.

Afortunadamente, estos temas tienen siempre 5 o 6 cosas que están pasando simultáneamente, entonces ese punto tarda en llegar... y creo que para el caso de este disco, llegó a fines del 2011 (puede sonar poco, pero imaginen escuchar el mismo disco, prácticamente todos los días).

Y ahora me encuentro escuchándolo nuevamente, pero esta vez es diferente: El año pasado, re-editaron todos los discos de Frank Zappa, y no solo eso, las mezclas están diferentes: hay instrumentos que antes no se escuchaban que ahora están "al frente", la calidad de la grabación también mejoró caleta (no los he comparado con los vinilos porque mi aguja está mala). Es un disco nuevo.

El impacto ha sido tan fuerte, que pasó algo que no me sucedía hace tiempo: me quedé sentado, con los audífonos puestos, maravillándome con todos estos pequeños detalles que jamás supe que estaban ahí, a pesar de haber escuchado miles de veces los temas. No exagero al decir que es como escucharlo por primera vez.

Puede parecer extraño que escriba esto acá, pero no hay otro lugar más apropiado para plasmar este sentimiento

No hay comentarios.: