19 de septiembre de 2008

Endieciochado en la 5ta Región

Como era lógico de pensar, que mejor manera de inagurar el departamento nuevo en Viña que viniendo a pasar el 18 acá. He estado pensando esta entrada su buen tiempo, y es por eso que no la había subido antes.

De partida, tengo que decir que el depto está a toda raja, tenemos cable, internet, pantalla plana, sistema de audio surround, etc. Además, estamos en el centro de la ciudad, entonces venir para acá es como estar en Santiago, pero con vista al mar (cualquiera que conozca a mi familia, sabe que eso es lo mejor que nos podría pasar).

17 de Septiembre:

- Llegamos como a la 1:00pm y nos pusimos a trabajar. Todavía quedaba instalar la mesa del comedor, armar unos veladores e instalar persianas. Terminamos almorzando a las 6 de la tarde y dormí siesta hasta las 10:00pm (piola).

- Era el momento de probar qué tal estaban las fondas de Viña y optamos por ir con mi hermano al Sporting de Viña, donde estaba instalada la Ramada Oficial, entre otras cosas.

Lo bueno:
  1. Entrada liberada (es decir, no había que pagar pa entrar, como en la mayoría de las fondas de Santiago)
  2. La chicha del Marambio... QUE ONDA ESA WEA. Llegamos a este local llamado "La mejor chicha tradicional del Marambio". Entramos y nos atiende Marambio (supuestamente) y le pedimos un vaso de chichita. Nos mira y nos dice: Chicha.. o chichón? Nos cagó pos, 2 chichones pal par de weones. Puta la wea rica.
  3. Ambiente jovial y entretenido, buenos precios (el anticucho tenía un rango desde los 600 a los 1000 pesos, razonable)
  4. Ausencia de curados tirados en el suelo, se sentía segura.
Lo malo:
  1. Un poco apagada (no había mucha gente)
  2. Lleno de pendejos (pokemones en su mayoría)
  3. Los churros rellenos que nos comimos estaban frios
  4. La ramada oficial costaba 3.500 la entrada (estaba vacío adentro de todas maneras) y los tragos te los vendían por botella (precios desde los 10.000 hasta los 30.000 pesos, te pasaste)
Caminamos caleta, nos dimos la vuelta del mongo y terminamos llegando a la hora del mazo a la casa. Una cosa que descubrimos, es que la subida pa llegar al edificio se hace satánica cuando se tiene chicha en la sangre y carne en la guata.

18 de Septiembre:

- Partió con un vaso de chicha de "Las Pipas de Einstein" auspiciado por mi viejo (se subentiende que me desperté para almorzar). Nos comimos unos lomos paraguayos que estaban decentes (niuna maravilla, pero tampoco vomitivos).
- Viene el punto bajo: Estudiar Evaluación de Proyectos (prueba de mierda el lunes a la vuelta). Opté por subir hasta la terraza del edificio, que tiene una vista a toda raja y sillones dentro de una caja de vidrio que aisla el ruido y el frio. Me leí la materia una vez, pero terminé chato. Bajé al depto y me tomé otro vaso de chicha Einsteniana y a dormir.
- Esta vez, nos preparamos para vivir las fondas de Valparaíso, asi que para allá fuimos. Nos bajamos en la Plaza Aníbal Pinto y nos encontramos con Miguel, amigo de mi hermano.
  1. No podía partir la expedición sin una parada obligatoria en el Mastodonte, el local con las mejores chorrillanas de Valparaíso. SÍ, mejores que las del J. Cruz, y no vengan con weas. Le saqué una foto para subirla cuando pueda. Y es obvio que en algún momento se va a saber la verdad, así que lo admito de inmediato: No me pude comer toda la wea. Acompañando a la chorillana venía un pitcher de Cerveza "Del Puerto", una de las chelas más ricas que he probado en mucho tiempo.
  2. Después fuimos hacía la ramada de Playa Ancha, en donde el panorama era completamente distinto a lo visto en el Sporting. LLENO de gente, pero LLENO, apenas se podía caminar, locales de todo tipo (hasta travestis con las diosas del caño, esa onda). Uno que otro curado muerto en el suelo, precios muy buenos (200 el vaso de chicha, 500 el anticucho). Fuimos al único local en donde tenían mesas con sillas vacías, "La Negrita de la Cosita", en donde nos compramos una botella de chicha y la bajamos entre los 3... la chicha estaba decente (niuna maravilla)
  3. Llegó Gonzomaster, amigo de mi hermano y ahora que eramos 4, nos jugamos un partido de taca-taca (en donde los hermanos Hidalgo ganaron rotundamente, jor jor). Y una vez que ya no quedaba más que hacer bajamos nuevamente y enfilamos hacia el Cívico (ubicado cerca del Mastodonte). Acá era la típica onda de Pub-Bar-Discotheque (esta última ubicada en el subterráneo, punto muy favorable pal local). Yo me dediqué a tomar whisky pa avivar el espíritu... aparte que mucha chicha puede traer consecuencias negativas para el sistema digestivo.
  4. De ahí salimos a buscar algún local pa webear, pero entre que se empezó a poner un poco flaite y en todos lados cobraban 8 - 10 lucas pa entrar, optamos por volver a la casa y dormir. Fome la wea.
19 de Septiembre:

- Desperté nuevamente con un vaso de chicha Einsteniana en la cara, aunque en vez de haber carne de vacuno, ahora había pescado (que estaba harto rico). Mote con huesillo de postre, heladito, rico. Tengo que hacer un alto acá y decir que he tomado más chicha que en todos mis 18's pasados y no he tenido la famosa "caña de chicha". Me considero afortunado.
- Vimos en familia el tennis y la parada militar. Después me puse a jugar MegaMan en el Wii y me obsesioné tanto que pasé toda la tarde en esa wea y obviamente, no estudié nada.
- Habían rumores de que nos íbamos a ir al Tutix a carretear estilo Nigga Piñera, pero mi hermano hizo tilt (los años se le notan ya) y aparte que mañana nos vamos temprano pa Santiago, así que me quedo en el computador escribiendo weas como esta.

Eso por ahora ;)

1 comentario:

mix dijo...

es que tomaste de la wena... yo no he tomado chicha aún :(