24 de julio de 2008

Branny

Ok, ahora escribo los pormenores del video que está abajo:

Martes: La vaca estaba con trabajo de parto hacía varias horas y la cría no avanzaba. Venía en correcta posición por lo que lo más lógico fue pensar que la cría era muy grande y la vaca simplemente se había cansado.

Como pueden ver en el video, la sacamos y todo y el resultado fue el siguiente:

Madre e hija juntas

Después de que le pegó sus buenas lamidas, nos llevamos a la ternera a su nuevo hogar (con todos los otros terneros) y la depositamos en su cuna. Tomó calostro sin problemas y no presentó niun problema.

Miércoles: Llegamos en la mañana a prepararle la leche a las terneras (la primera tarea del día) y vimos a la recién nacida tirada en el suelo, flaca y con diarrea por todos lados. Oh shet. Hubiera sido un macho, es probable que hayamos empezado a cavar el hoyo en ese momento, pero con las hembras la cosa cambia, asi que le dimos un tratamiento premium:

Nada de weas: 2 litros de ringer a la vena

Estuvimos mucho rato al lado de ella, cuidado que no se le saliera la vía. Una vez que se acabó la primera botella la dimos vuelta y le pusimos suero por la otra yugular. Quizás haya sido coincidencia (lo más probable es que no), pero todas las mortalidades que nos ha tocado ver, han sido en la misma cuna. Entonces lo que hicimos una vez que ya se podía parar, fue sacarla de ahí y dinamitar la cuna (es decir, limpieza a fondo).

Con tanta branula que le pusimos, la ternera pasó al 2do nivel de cariño y se ganó un nombre: Branny. Y la ley dice que cuando una ternera tiene nombre, no muere.

Si hasta le pusimos una mantita de polar

Jueves: Sigue con diarrea la chicoca, pero ya no está fria y tiene reflejo de succión, por lo tanto la cosa pinta bien.

No hay comentarios.: