28 de mayo de 2008

El Rincón de los Canalla's International

Anoche fue la 3ra fecha del Tour Guachaca (pueden ver la 2da en "El Hoyo" un poco más abajo). El lugar, el mítico "Rincón de los canallas", lugar que apuesto que todos habían oido hablar más de alguna vez (mi primera vez fue el 2001, cuando Alberto [quien salía con mi suegra de ese entonces] hablaba sobre sus idas al canalla's durante la dictadura).

Quizás también lo vieron mencionado porque va a cerrar sus puertas, ya que el lugar donde está instalado va a ser demolido para instalar un grande y bonito edificio (saaa). Con mayor razón, creo que de todo el tour guachaca, esta era la fecha más importante y tengo que decir que esta ha sido la velada más amena hasta ahora.

Esta vez me siento con más ánimo, así que haré un comentario más extenso del que hice para "El Hoyo".

Cosas buenas que tenía el lugar: De partida, el local en sí era muy agradable, la cantidad de recuerdos pegados en las murallas (y techo) lo hacía muy interesante, sobretodo cuando te ponis a leer todas las weas que estaban escritas. Los tragos estaban muy ricos (en realidad, el trago, borgoña de durazno, que fue lo que tomé) y las porciones eran bastante generosas (basta ver en las fotos que siguen a continuación, la definición de "chico"). La comida... ufff... QUE ONDA LA COMIDA PA RICA!, como diría Hermes, trescientas treita y dos mil millones, cuatrocientas treita y tres mil doscientos veintidos estrellas... yo me comí con la Mix un "Barrabás", que le traía arroz delicioso, papas increíbles, un chanchito a toda raja, una longana wena pero blanda y una carne ok (la carne fue lo que más guatió, a mi gusto).

Cosas no tan buenas (o malas) que tenía el lugar: El precio... ok, quizás es penca hablar de plata en estas cuestiones, pero fue algo que me llamó la atención, todo lo que consumimos con la Mix nos salió al final 12 lucas... no digo que no las valieran, pero no esperaba que me saliera tanto la gracia xD. Segundo, tener que hacer la reserva (que demoró 2 semanas en concretarse), aunque el local es chiquito así que se entiende. La carta y la mesera no ayudaban mucho a las elecciones (de hecho, que onda la loca que nos atendió, al final se puso simpática eso sí). Por último, y quizás lo más penca de todo: el local lo demuelen dentro de poco. Obvio que no es culpa de ellos, pero me da pena pensar en todos los recuerdos que van a hacer papilla ahí, casi que daba pa museo la lesera, y también me da lata porque quedé con las ganas de comerme un vietnamita o un terrorista.

Subo unas cuantas fotitos y un video para que se hagan la idea del local... el resto al facebook (ya que me alegaron amargamente que no subí las otras a FB)

No debería haber salido tan serio la verdad...

El team del "ala sur"

Una de las tantas tarjetas que habían pegadas

El plato de comida que se ganó mi corazón
Team del "ala norte"

Posando con mi colega, con el rayado ad hoc :P

Y por último un videito, pa que cachen el mote:




El borgoña que ven ahí, era el "chico"

2 comentarios:

Frutilla dijo...

Guacala la comida!!!

Clau dijo...

Ni se como di con tu blog.
Vueltas de la vida de un viernes sin tantas cosas para hacer.
Ahora, de lo que tengo certeza absoluta, es de que ese "Alberto" que te hablaba del rincón de los canallas, allá por el 2001, es mi padre.
Sólo puede ser él.

Que estés muy bien.
Clau.