12 de diciembre de 2007

Montaje

Ayer fue un día entretenido y a la vez agotador, y es que cuando yo plácidamente dormía (a las 12 del día, pero igual), Pablo me llama porque necesita mano de obra barata e incondicional: "Tengo montar mi examen de grado y necesito su ayuda". Obvio, me baño, me visto y estoy listo para la acción.

Necesitábamos materiales, ya que la sala donde había que poner los cuadros estaba pal gato, así que fuimos al Parque Arauco (en donde aprovechamos de almorzar) y con todo el calor del mundo (casi que habían espejismos en el pavimento), dimos vueltas en el auto hasta llegar a Campus Oriente.

Una vez en la sala (que debo decir que estaba muy fresca), nos pusimos manos a la obra. Primero la pasta de muro para tapar los millones de hoyos que habían en la pared, causados por incontables montajes de obras previas. Luego esperar a que se seque, ir a buscar los cuadros al lugar donde estaban guardados, encontrarme con la Guuuuuuuuuuuuuuuuuus!, lijar la pasta de muro, PINTAR LA MURALLA de blanco.... esperar a que seque la pintura.. y...

montar los cuadros

Suena súper simple, y normalmente debería ser así, pero la verdad dista mucho de eso. Que queden derechos y equidistantes 6 cuadros de 120 x 120 cm es IMPOSIBLE, al menos con las herramientas que teníamos en el momento. Y como no existe forma de relatarlo con palabras para que se entienda... tienen las 5 horas de montaje (es decir, excluyendo la pasta de muro y la pintada) comprimidas en 22 segundos:



Como todo no puede ser sufrimiento en la vida, después vinimos a mi casa a comer pizza y jugar Wii; estuvo de lujo!!! Tengo videos de eso, pero como siempre, exceden del máximo permitido por YouTube :(

2 comentarios:

mix dijo...

Ah pero que injusto que tu puedas ver a la Gus y yo no
:(

Fernanda dijo...

Nico no andaba recagao de calor así?