22 de diciembre de 2007

The Heartbreak Kid


O también conocida como "La Mujer de mis Pesadillas", es una película con Ben Stiller (como pueden apreciar en la foto), dirigida por los hermanos Farrelly (los mismos de Loco por Mary). Tengo que decir algo; la primera vez que vi el trailer de esta película en YouTube, pensé que era una secuela de Loco por Mary, y me costó cachar que no era Cameron Diaz la actriz (si ud es fanático(a) de Cameron Diaz, tiene todo el derecho a enojarse, jaja).

Ya estamos acostumbrados a las películas de Ben Stiller, a través de los años lo hemos visto sufrir toda clase de problemas (dejar la caga' en la casa del suegro, problemas con la cremallera, poner en riesgo la vida de los habitantes de un museo, etc.). Esta película no es la excepción, y aunque es chistoso al principio, cada minuto que pasa, el sufrimiento es compartido.

Ok, la trama: Resulta que Eddie es un solterón, pero que no vive la vida del soltero (es decir, no anda con una chica distinta todas las noches), y eso es porque es una persona muy insegura y que sólo quiere conocer a la "indicada". Y por esas coincidencias de la vida, conoce a una mujer increíble, Lila, con quien decide casarse. Todo es color de rosas, y se van de luna de miel a México. Y ahí es cuando empiezan los problemas.

Y este es el clásico ejemplo de la "loca encubierta" (suerte que fui con Pieper y Titus al cine, los 3 hemos pasado por eso...), pero con un detalle más: En la luna de miel, Eddie conoce a Miranda, quien sí resulta ser la mujer perfecta y empieza a salir con ella; comprenderán la cantidad de problemas que le empiezan a surgir a nuestro pobre protagonista. No voy a contar más de la trama, creo que con eso es suficiente.

La película me gustó mucho, me reí harto, tanto por los chistes "gráficos" (i.e. sacadas de chucha, etc.) como por los momentos de catarsis vividos frente a la pantalla. Y claro, esta es una película sobre relaciones de pareja (como el 80% de las películas que existen), desde el punto de vista masculino, por lo tanto, varias de las cosas que aparecen rememoran a experiencias vividas. Y creo que las veces que más fuerte me rei, fue cuando vi mi propia desgracia en la pantalla, y fue de lo único que hablamos cuando salimos de ver la película.

Y bueno, eso es todo lo que tengo que decir al respecto por ahora.

Ps. Definitivamente, eres Miranda y no Lili, ojo ;)

1 comentario:

mix dijo...

uhm, de aquí a que la vea ¬¬