17 de septiembre de 2007

Las buenas cosas de la vida, Parte I

Hay varias cosas ricas en este mundo, obvio que acá cada uno tiene sus preferencias. Olor a bencina, el olor de los plumones de pizarra, el olor a piso encerado, el olor a pintura, etc. Con las comidas pasa lo mismo... y bueno, al menos a mi me pasa (no se a ustedes), que lejos las cosas más ricas son aquellas que comíamos cuando pequeños.

Pensé en hacer una lista de las cosas buenas de la vida (mi vida en este caso), pero me di cuenta que me iba a demorar mucho, porque son pocas las ocasiones en que se pueden disfrutar y son momentos valiosos. A la medida que vayan apareciendo, las iré poniendo.

Cosa buena de la vida #1: Huevos a la copa hechos por mi papá

En la foto pueden no verse muy apetitosos... pero... mmmmmmmmmmm!!!

Recuerdos de mi más tierna infancia... hasta el día de hoy no sé como hacerlos para que me queden igual. Y lo he intentado muchas veces, incluso usando esta misma taza (que son las mismas desde que tengo memoria). Nada como un Domingo en la tarde, sobretodo si está lloviendo y hace frio. Lo único "malo", es que siempre quedo con ganas de comer más... lo pongo entre comillas, porque si me saciara, seguramente me dejarían de gustar.

No hay comentarios.: