13 de agosto de 2007

Gorro nuevo

Definitivamente el resfrio que me atacó el Jueves (pero que se estableció el Viernes) vino para quedarse. A punta de Nastizol me he mantenido vivo, pero a la vez somnoliento, ya que trae una cantidad no despreciable de Clorfenamina (bueno, al menos funciona). No he podido salir a andar en cleta y eso me tiene bastante angustiado, supongo que es un poco cierto eso de hacerse adicto a las propias endorfinas.

Hoy fui al Providencia en busca de un gorro nuevo, ya que mi gorro favorito lo perdí el año pasado durante las "movilizaciones estudiantiles", mi jockey favorito se rompió porque accidentalmente lo pisé en un ángulo muy raro, y mi gorro de lana chilota se me quedó en un bus de la U y cooperé. Eso sin contar mi colección de gorros que sucumbió a las polillas y sus gusanos... pero esa es historia vieja ya.

Fui a Gorrilandia (Portal Lyon, local 34 y 35B), ya que si bien buscaba un gorro, no sabía específicamente cual quería. Después de mucho ver, lo encontré.
Yo sé lo que pueden estar pensando, y es cierto, Qué tiene de especial? absolutamente nada.

Andaba con más dinero, dispuesto a comprarme algo grande... alguna serie, discos o películas. Me ha pasado otras veces, que me he paseado por Providencia con ese vacío interior, buscando algo con que llenarlo. Afortunadamente (o desafortunadamente, depende de su punto de vista), no encontré nada. Películas buenas, pero que no llegaron al punto de seducirme a comprarla, discos de grupos que me gustan, pero no los que estoy buscando, y series... bueno, las series son muy bajables (y rara vez necesitan ser vistas más de una vez).

Después pensé en ropa, me acordé que tenía que comprarme unos guantes de cuero de mi talla, fui a "Todo cuero y pieles" del Interprovidencia, pero no tenían guantes. Me dio lata buscar otra tienda y me amurré. Me amurré tanto, que ni la idea de comprar un buen trozo de queso de cabra me pudo subir el ánimo.

Agarré la primera micro que pillé y me vine..

Y bueno, todavía no se me quita... quizás mi cuerpo me pide endorfinas, sí... eso debe ser... me falta una buena dosis de bicicleta.

3 comentarios:

Lathspell dijo...

Y bueno, un gorro!
Al menos puedes ir a "provi" y salir invicto... Yo no! T_T
Siempre compro algo, sobre todo ahora. Consumismo mA!

Saludos ^^

p.s.: Estas auspiciando mis grupos mA!

Alejandra dijo...

Oye, qué entretenido leer a un hombre de shopping.
Me encanta pasearme por esos mismos lugares que cuentas tú, todas las tiendas que están en el subsuelo del metro Los Leones y por calle Providencia. A veces me compro algo, a veces no, pero siempre miro.
Está bonito tu gorro, algo especial debe tener si lo escogiste. Saludos.

alegna dijo...

chiiiiiiiiisss where are youuuuuuu
buen gorro, a mi me gusta su nihilismo.