3 de abril de 2007

Sleepy Hollow Christo Style

Hace tiempo que no tenía un sueño del cual me acordara tan vívidamente, incluso después de haber pasado varios minutos de estar despierto.

Estábamos de vacaciones en una ciudad igual a Constitución, pero de fines de los 80's, con sus calles de tierra, y los cerros pelados. No había nadie, éramos yo y mi papá recorriendo los cerros a pata. Estaba lleno de tierra por todos lados, y entre la tierra estaba lleno de calaveras talladas en madera, por todas partes, árboles sin hojas, y hacía un frio de mierda.

Llegamos a donde se acababa el cerro y empezaba el mar (también conocido como acantilado, que cliché!) y justo ahí y no en otra parte, había un museo, que tenía la misma estética del museo de Ancud (para los que han ido). Era un patio lleno de lápidas y torres como de castillo. Apareció un tipo gigante y empezó a hablar. Me acuerdo que me trataba de tocar y acariciar mientras hablaba y yo le tenía un terror enorme. Le decía a mi viejo que el museo estaba cerrado por ahora, pero que más tarde viniera yo solo y me mostraba el museo entero.

Obviamente, volvía más tarde, pero por la paranoia, llevaba un cuchillo de cocina en mi bolsillo y le pedía a mi hermano que me acompañara y entrara si escuchaba cualquier wea. La cosa es que el weon enorme aparecía en pelota, y estaba pseudotransformado en un hombre lobo, y nos atacaba, agarraba a mi hermano con una mano (les digo que era enorme) y lo golpeaba contra las torres, mientras yo trataba de enterrarle el cuchillo en el corazón, pero lograba enterrarle en la pierna la wea no más (les digo que era enorme el hijo de perra). Después me agarró a mi de una pierna y me empezó a arrastrar hacia adentro de una de las torres (que era como su guarida), en ese momento yo me empezé a desesperar y a gritar (no sé si habré gritado de verdad). Mi hermano en ese momento despertó y agarró el cuchillo, se encaramó encima de él y se lo enterró en la espalda. El bicho me suelta y huye hacia el mar. De curiosos entramos a su guarida y estaba lleno de sangre, calaveras, esqueletos y velas. Lógicamente, nos fuimos de ahi.

Después no sé como, pero estábamos con mi abuela (de Constitución) revisando albumes de fotos, pero de esas que hay que soplarlas para sacarle el polvo. Estaba toda mi familia ahi, fotos de mi mamá cuando era guagua, fotos de mis tatarabuelos, etc.

Aparezco en otro lado, en otras circunstacias. No sé si era parte del mismo sueño o fue otro (no recuerdo haberme despertado entremedio). Reunión de ex alumnos, estabamos todos en un campo (muy parecido a Punahue), había un par de hermanos que eran los que manejaban el ganado ahí, andaban los 2 arriba de un caballo. En un momento el caballo se les desbocó y ambos se sacaban la cresta. Su papá los retaba enérgicamente.

Me acuerdo repoco de esta parte del sueño (tengo más que nada imágenes, pero no tengo un relato fluido). Sé que aparecían mis compañeros del colegio, compañeros de la U (mezclados, como si fueran del colegio), mi departamento antiguo de Carmen Sylva y había todo un rollo con los celulares y una era de malos servicios a la gente; era una especie de revolución contra la digitalización de las personas. Weeeird.

No hay comentarios.: