21 de abril de 2007

Bilbao con Vespucio, chaqueta café, chaleco verde, jeans y botas negras, en la parte de atrás de una moto, aferrada a él, riéndote. Te veías demasiado contenta con él... mientras yo dejaba de sentir mis piernas, mi pecho bombeaba cada vez más fuerte y de pronto sentí que me desmayaba.

Efectivamente, vi lo que siempre tuve miedo de ver, lo que nunca quise presenciar, te vi feliz con otra persona, y en este momento no me puedo sentir peor. Y debería sentirme feliz por ti, que estés tan bien ahora; pero no puedo evitar recordar que todo esto es mi culpa.

Por la mierda.


2 comentarios:

alegna dijo...

chiss
si te alegra un poco, nos podemos juntar a perseguir grillos, juntarlos a todos y hacer el primer congreso regional de éstos dentro del frasco de café vacío president's choice más acogedor del mundo.
Luego de obligarlos e insitarlos a ponerse de acuerdo con respecto a su condición silvestre en desaparición, los soltamos en el oasis la campana. Yo creo que ahí serán más felices.

ceci dijo...

no era yo, nunca he andado en moto

hoy domingo me dieron ganas de conversar contigo... las razones son obvias, por lo mismo no te llame (por ningun medio) pero no pude aguantar revisar tu blog, y me encuentro con esto... ahora si que creo q es mejor no cnversar por ahora...

q estes bien =)